Ejercicio h2053

Crea una melodía con la escala dórica de RE (segundo grado de DO), y armonízala luego con los acordes diatónicos del tono de DO.

Si la melodía está bien construida, el centro tonal deberá ser la nota RE.
La misma sensación de reposo que hasta ahora nos producía en una melodía la nota DO (puesto que sólo hemos trabajado esta tonalidad) debería producirla ahora la nota RE.
Una forma de comprobar esto es finalizar la melodía con la nota RE, e intentar juzgar si suena a nota "definitiva".
Este ejercicio, que en principio parece sencillo, no lo es por un único motivo:
Culturalmente estamos "demasiado" acostumbrados al modo mayor, un porcentaje muy alto de la música que escuchamos está en este modo.
En el modo mayor nos sentimos "cómodos", como en una casa que conocemos.
Por eso no es extraño que tan pronto como podamos, vayamos a parar a este modo, a veces de forma inconsciente.
La dificultad de este ejercicio radica más en que la melodía "suene a D dórico" que en que sea bella.

Por otro lado, es posible que una buena melodía en D dórico sea difícil de armonizar en tonalidad de  C utilizando correctamente las reglas de ritmo armónico, por el contrario, es posible que "el oído nos pida" que el primer y último acorde sea Dm.
En este caso en particular podemos pasar por alto estas reglas y armonizar la melodía de oído, puesto que la finalidad del ejercicio es la construcción de esta y no su armonización.
De todas formas, aunque pasemos por alto las reglas de ritmo armónico, seguiremos utilizando sólo los acordes disponibles en la tonalidad de C mayor.

    - No olvides enviar el cifrado en un archivo de texto.